Foies Gras du Périgord

Usted está aquí

Las fresas del Périgord IGP: ¡estamos en temporada

Las fresas del Périgord IGP: ¡estamos en temporada

Image: 

Dulces, ácidas, cónicas o alargadas, las Fresas del Périgord IGP son conocidas por su calidad y su sabor. Cultivadas de acuerdo con un saber-hacer que alía tradición y modernidad, las ocho variedades de Fresas están presentes en los mercados de abril a octubre. Nacidas en la misma tierra que los patos del Périgord, las Fresas del Périgord se convierten en la cocina en firmes aliados del Foie gras del Périgord IGP.

Fresas y Foie gras del Périgord, dos productos del terruño

La Fresa y el Périgord tienen una larga historia en común. Este pequeño fruto rojo se extendió en Dordoña a finales del siglo XIX, cuando se empezaron a practicar los primeros cultivos entre las hileras de viñas. En la actualidad, las Fresas del Périgord cuentan con su propio territorio: el Périgord central. Su exposición al sol, su clima templado gracias a su abertura hacia el océano, así como unos suelos ligeros, permeables y ricos en humus contienen multitud de beneficios para producir unos frutos de calidad.

«Cuando trabajamos la fresa, siempre esperamos que los clientes la aprecien. ¡Para nosotros la única calidad es el sabor! Las personas que elijan nuestras fresas deben sentir placer al comerlas».

Franck Pernot Du Breuil, presidente de la Union Interprofessionnelle de la Fraise du Périgord.

Las Fresas del Périgord IGP se dividen en ocho variedades. Se recolectan de abril a octubre.

  • Gariguette: fundente y ácida (de abril hasta mediados de junio)
  • Darselect: firme y regular (de abril hasta junio)
  • Cléry: cónica y dulce (de abril hasta junio)
  • Donna: alargada y firme (de abril hasta junio)
  • Candiss: brillante y esponjosa (de abril hasta junio)
  • Cirafine: tierna y jugosa (mayo - junio)
  • Mara des bois: pequeña y muy aromática (de mediados de mayo hasta octubre)
  • Charlotte: muy dulce y sabor almizclado (de mediados de mayo hasta octubre)

Fresas del Périgord IGP: una producción rigurosa

Al igual que para el Foie gras del Périgord, los productores de Fresas del Périgord se han dotado de un pliego de condiciones exigente, a fin de garantizar un gran nivel de calidad. El que controla la producción de los 230 productores de fresas persigue un objetivo principal: proponer unos frutos con sabor.

Para obtener ocho variedades de Fresas IGP con una verdadera especificidad, las plantas se plantan en la propia tierra. Las delicadas Fresas del Périgord requieren técnicas respetuosas con el medio ambiente. De la plantación a la recolecta, todo debe hacerse con delicadeza, si no queremos estresar o dañar el fruto.

«La trazabilidad llega hasta la parcela. Hay una regulación y un seguimiento técnico para que todo se haga en beneficio del sabor. La frescura, el brillo e incluso en nivel de madurez son elementos primordiales para la denominación».

Franck Pernot Du Breuil, presidente de la Union Interprofessionnelle de la Fraise du Périgord.

1.500 toneladas, sobre un total de 8.000 toneladas de fresas producidas cada año en la región de Périgord, llevan el logo de la IGP.

La Fresa y el Foie gras del Périgord en su plato

En cuanto a la degustación de las Fresas del Périgord, ¿cuál es su receta preferida? A Franck Pernot Du Breuil le encantan: «recogidas directamente de la planta, a veces con nata montada. Otras veces cortadas por la mitad con un poco de limón».

Lo más importante es que hay que comerlas rápidamente después de comprarlas. «Así no pierden su sabor». Métalas una media hora en frío, no más, antes de comerlas, o sáquelas al menos una hora antes de saborearlas. ¡De este modo estarán a la temperatura idónea para que expresen todos sus aromas!

El Foie gras del Périgord y la Fresa son también unos aliados perfectos en la cocina: la frescura y la dulzura de la fresa combinan con sutilidad con la suavidad del foie gras. ¡Le presentamos dos recetas deliciosas que debe probar!